Preocupa la situación del hospital

Compartir

El único centro de salud de Sierra Colorada atraviesa dificultades financieras y edilicias. El intendente Fabián Pilquinao (FpV) junto al director Pablo Duna buscan una salida. (Foto: Gentileza).

 

Ante la situación que atraviesa el hospital “Dr. Adolfo Feintuch” de Sierra Colorada debido a un presupuesto que no alcanza a satisfacer sus necesidades y un edificio que necesita ser mejorado y ampliado, el intendente Fabián Pilquinao (FvP) se reunió con el director del nosocomio, Pablo Duna y la administradora Virginia Miglierini  con el objetivo de evaluar la situación y buscar distintas alternativas que permitan llegar a una salida en beneficio de la población.

El hospital es el único centro de salud de la localidad y atiene unas 600 consultas mensuales. Actualmente cuenta con un plantel profesional de 3 médicos generalistas, 1 psicólogo, 1 odontólogo, 1 kinesiólogo y 1 trabajador social. Hace un tiempo dejo de atender un neurólogo que llegaba a la localidad en el marco de innovador proyecto de atención neurológica.  También se cortó la atención que periódicamente realizaban oftalmólogos en el CIC, edificio que cuenta con aparato logia de última generación para esta especialidad. A ello se le suma una delicada situación financiera.

“El edificio ha quedado chico y además necesita ser reparado porque es muy antiguo. Es un pedido que estamos canalizando a través de la provincia. En los últimos años, merced de un pedido nuestros, logramos que el Ministerio de Salud designada a más profesionales, pero ahora el edificio nos quedo chico” señaló Pilquinao.

El intendente agregó que “hoy tenemos una reunión con el colegio de oftalmólogos para tratar de reflotar la atención que se realizaba en el CIC porque para nuestra localidad y la región es muy importante”.

El hospital de Sierra Colorada fue construido en 1943. Hace unos años se realizaron modificaciones edilicias en el marco de un proyecto de re funcionalización. Sin embargo el espacio quedó chico para atender la demanda de una población cercana a los 2500 pobladores.

En cuanto a lo presupuestario Pilquinao y Duna destacaron el trabajo de la administradora, pero admitieron que los recursos no alcanzan. “En Sierra Colorada no tenemos farmacia. Solo hay un botiquín pero no cuenta con todos los medicamentos. Es por ello que tenemos que proveérselos a la población desde el hospital. Recibimos 50.000 pesos por mes para funcionar y algo que logramos desde el FOS, pero nos cuesta llegar a fin de mes. Por suerte siempre está el municipio dándonos una mano” señaló Duna, quien junto a Pilquinao acordaron aunar esfuerzo para realizar las gestiones ante el gobierno provincial para lograr mejoras.

Más noticias:

Deja un comentario