Julian Weich promueve la purificación del agua en escuelas rurales

Compartir

Este año llegarán a escuela de El Cuy, Sierra Colorada, Fita Miche, Ñorquinco, Naupa Huen, Laguna Blanca, Jacobacci y Clemente Onelli, entre otras. (Foto: Gentileza)

 

El conductor televisivo Julian Weich, el Programa de Responsabilidad Social Empresaria del Banco Patagonia y el Ministerio de Educación de Río Negro lanzaron en Viedma el miércoles una campaña para instalar en 12 escuelas rurales de parajes alejados una serie de pequeños equipos que permitan filtrar y dotar a esos establecimientos de agua pura para uso de la comunidad educativa.

“Los filtros son de tecnología suiza, sacan todas las bacterias o gérmenes y tienen una vida útil de cinco años”, indicó el conductor televisivo en referencia a la iniciativa anunciada que él encabeza desde la empresa social Proyecto Agua Segura por todo el país y la asociación civil sin fines de lucro Misiones Rurales Argentinas.

Junto con la instalación del dispositivo microbiológico LifeStraw Commuty respaldado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el plan incluye tareas de concientización a la comunidad escolar, niños, maestros, padres y autoridades.

Los conceptos apuntan a destacar el agua segura, capacitación sobre la importancia de contar con el vital elemento purificado, higiene, saneamiento, cuidado del cuerpo y vida sana.

También se busca motivar a maestros y directivos para reforzar los hábitos de higiene y saneamiento de manera continua en toda la comunidad educativa.

La cobertura de este año en Río Negro será para 860 niños y docentes de instituciones de enseñanza primaria en El Foyel, El Cuy, Sierra Colorada, El Bolsón, Fita Miche, Ñorquinco, General Conesa, Lamarque, Naupa Huen, Laguna Blanca, Ingeniero Jacobacci y Clemente Onelli.

“La idea es lograr un impacto social porque en el mundo muere un chico cada 90 segundos por diarrea, derivada del agua en mal estado, y en Argentina existen 20.000 escuelas que se suministra en la misma condición, además el agua pura es el primer escalón para evitar la desnutrición”, reveló Weich.

Mientras hacía una pequeña demostración con un filtro portátil, insistió en la importancia de “enseñarle a los padres que el acceso al agua potable es un derecho” y por otro lado, se debe tomar en cuenta que en los primeros 1.000 días de vida, un niño desarrolla el cerebro y si está desnutrido “es chico no va a aprender y nunca lo recuperaremos” mientras que “lo único que se puede hacer para combatir la pobreza es con educación”.

Weich estuvo acompañado por los directivos Martín Natali y Celina Lesta del Banco Patagonia, y Mauricio Álvarez del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). Natali destacó que esta entidad financiera ya había realizado otras actividades de la misma índole con la entrega de computadoras a escuelas, mientras que Álvarez acudió en virtud de que el INTA presta apoyo al programa.

Más noticias:

Deja un comentario