“A pesar de los temporales, mantuvimos la calidad del servicio”

Compartir

Edersa admitió que a pesar del complejo año en materia climática,  pudo mantener la calidad del servicio que le brinda a sus clientes.

Desde la empresa señalaron que fue un año realmente complejo porque el clima no dio tregua. Hubo temporales fuera de lo común de viento y lluvia, y olas de calor que no se vivían hace muchos años, que pusieron en jaque a la región. El servicio estuvo muchas veces cerca del límite, pero la realidad muestra que los índices de calidad de la distribución de energía en Río Negro se mantuvieron, no decayeron. Y ello, a pesar de las inclemencias climáticas, se consiguió gracias a que se motorizó un plan de mantenimiento, poda y obras que generó buenos resultados.

El gerente de Operaciones de la distribuidora EdERSA, Leonardo Iriarte, realizó una evaluación de los resultados obtenidos durante el 2016 y principio de 2017 en lo que respecta a los índices de calidad de servicio de la empresa rionegrina. Según su análisis, los últimos 15 meses fueron “una verdadera prueba de exigencia para el servicio. Las intensas olas de calor arreciaron, hubo temporales de vientos inusitados, y así y todo nos mantuvimos en los mismos índices de cortes que en los años anteriores, 2014 y 2015”. Iriarte explicó que: “Incrementamos las actividades de mantenimiento preventivo en el sentido de mejorar la prestación del servicio eléctrico, se hicieron revisiones termo-gráficas de las instalaciones, sobre todo los elementos de maniobra como interruptores y seccionadores de media tensión, control periódico de los equipos de transformación, perfilado de aislación en líneas de alta tensión, etc. Además, fue muy importante trabajar en conjunto y de manera intensa con las diferentes municipalidades en las actividades de poda y desrame de árboles, cuyas interferencias son el principal motivo de afectación del servicio”, remarcó.

A su vez, el gerente de Ingeniería y Planeamiento de la distribuidora, Avelino Montupil, recordó que en el verano que termina “hubo temperaturas que no se registraban hace años. De todas maneras, la acumulación de calor de varios días seguidos esta vez no afectó nuestra capacidad de abastecimiento. Eso se logró porque aumentamos el caudal de inversión en obras específicas de mejora en los lugares más comprometidos, y la ejecución de planes de mantenimiento y podas. Todo esto a pesar de no contar con nuestra tarifa actualizada”, señaló.

Montupil remarcó que EdERSA invirtió en obras durante el 2016 unos 18.000.000 de pesos más que en el período 2015; que en trabajos de mantenimiento se aumentó su valor en 7.000.000 de pesos con respecto al año anterior, y que de un año al otro se incrementó un 40% el presupuesto en poda y desrame para toda la provincia. “El crecimiento de la demanda durante los días de calor extremo fue de hasta un 30%. A eso se sumaron inesperados temporales de viento, lluvia y granizo en las áreas del Alto Valle y Valle Medio. Todo eso presionó sobre el servicio, pero conseguimos mantener los índices de calidad gracias a las acciones antes detalladas”, agregó Iriarte.

Su par lo graficó al decir que se concretaron obras y tareas claves para mantener la confiabilidad del servicio, como “la doble terna compacta de media tensión construida en la zona Sur de Cipolletti, que nos permitió más capacidad y fiabilidad en el servicio; la ampliación de potencia en las estaciones transformadoras de Viedma y San Antonio Oeste; y un importante plan de mantenimiento preventivo que se realizó en Las Grutas, balneario que no tuvo problemas de servicio durante la temporada.

Más noticias:

Deja un comentario